Patrimonio Cultural y Patrimonio Arqueológico

Álvaro Romero G.

Conceptos y Reflexiones

El término “patrimonio” consiste en un concepto legal que tiene que ver con el conjunto de bienes y derechos que una persona o institución posee.

Al incorporar la palabra “cultural” especificamos un conjunto que incluye nuestra cultura y herencia, aspectos que pueden ser tangibles o intangibles.

Así “Patrimonio Cultural” consiste en un conjunto de aspectos de una cultura que es necesario rescatar y cuidar. O como bien señala un documento del Perú:

“El patrimonio cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios; así como las creaciones anónimas surgidas del alma popular, y el conjunto de valores que dan sentido a la vida. Es decir, las obras materiales y no materiales que expresan la creatividad de ese pueblo; la lengua, los ritos, las creencias tendientes a la satisfacción de ciertas necesidades culturales de la comunidad”
(INC-OEA. Documento base del Seminario sobre información para el desarrollo cultural del Departamento de Tacna y proyección regional. Tacna, 1984)

En términos políticos se observa un escaso interés en promover la investigación, conservación y educación del patrimonio cultural. Topamos con un problema esencial, pues no sólo se puede proteger nuestro patrimonio con leyes, sino por sobre todo con actitudes y nuevas escalas valóricas acordes con la diversidad cultural que conlleva la promoción del patrimonio cultural. Es claro que no se avanzará demasiado en este tema, si no promovemos o socializamos el hecho de que el patrimonio cultural es derecho y además obligación de todas las personas.

El cuidado y respeto por toda la amplia gama de aspectos que conforman nuestro patrimonio cultural (arquitectura, artes, ciencias, técnicas, historia, etc.) es responsabilidad de todos los ciudadanos y no sólo de las instituciones ni de quienes hacen cumplir las leyes. Todos sin necesidad de instituciones ni conocimientos especializados somos capaces de interpretar, recrear y crear este patrimonio cultural.

En términos educativos se asume que los principales responsables del escaso traspaso de información desde el nivel científico al público general, son los mismos investigadores y junto con ellos todos los actores de la vida educacional y comunicacional del país.