Tiwanaku y los Valles Occidentales

(500-1.000 d. C.)

La expansión de Tiwanaku hacia los valles del sur peruano y norte de Chile fue, posiblemente, motivada por razones geopolíticas para la protección del área nuclear, manteniendo una periferia amistosa y favorable a la dominación Tiwanaku. Al mismo tiempo garantizaba el acceso a una variedad de recursos y productos imposibles de encontrar o cultivar en el altiplano, debido a limitaciones climáticas, tales como, maíz, ají, algodón, pescado seco, conchas para fines ornamentales y rituales. Ofrecían en intercambio charqui (carne seca), lana, quínua, papa chuño, finos tejidos, cerámica, tallados en madera y piezas de metal.

El arte textil cobró especial relevancia. Notables son los gorros de lana de cuatro puntas, confeccionados con agujas, que fueron usados por personajes de rango. Estos gorros presentan estructuras ornamentales de 2, 3 y 4 elementos y colores que construyen elementos. Este patrón decorativo posiblemente es una representación de su visión del mundo y se repite en los tejidos de parche, de telar y en fajas trenzadas.

Boleadoras cubierta con lana
Vasija y jarros de cerámica
Figuras humanas talladas en madera
Silbato en forma de puma. Cerámica
Keros, vasos ceremoniales, de madera
Jarros de cerámica roja
Cestos recipientes. Fibra vegetal decorada
Cucharas. Madera
Gorros de 4 puntas. Lana
Sombrero tejido, adornado con cabello humano
Bolsas chuspas. Lana
Faja trenzada plana. Lana
Cerámica de tipos: Cabuza (negro sobre rojo). Taltape (negro sobre engobe blanco) y Chiribaya.
(Engobe rojo diseños en negro y blanco)
Inkuña, paño ceremonial. Lana
Huso con lana hilada
Calabaza (Cucurbita sp) pirograbada
Cráneo de niño con máscara facial
Máscara facial. Lana, hueso, fibra vegetal
Bolsa faja. Lana