Las Excavaciones

En un área de 5 metros de ancho x 22 metros de largo, bajo el piso de la casa habitación y entre los restos de las fundaciones de construcciones previas de inicios del siglo XX, encontramos 48 cuerpos, que quedaron expuestos a través de excavaciones arqueológicas, durante los años 2004 y 2005 y desde esa fecha se encuentran conservados in situ. Primero fue necesario remover un piso de cemento, hoy inexistente, y una capa de arena de 5 cm de espesor, bajo la cual comenzaron a quedar expuestas las evidencias funerarias que la comunidad y público en general pueden observar hoy. Éstas, tal como se esperaba, aparecieron parcialmente perturbadas a raíz de las actividades domésticas mantenidas durante casi un siglo en la casa y a sucesivas construcciones y remodelaciones. Sin embargo, algunas alteraciones de los restos pudieron haber ocurrido también en tiempos mucho más antiguos, donde los mismos Chinchorro modificaban casualmente los entierros, ya que esta área fue continuamente reocupada durante al menos 3.000 años.