Sala Colon 10

El sitio Colón 10 forma parte de una gran área arqueológica localizada en la ladera norte del Morro de Arica, que contiene vestigios de más de 6.000 años de antigüedad. El Morro es un hito geográfico preponderante en esta zona y fue utilizado como un espacio ritual donde los Chinchorro enterraron a sus seres queridos bajo la arena. Hasta la actualidad, se han recuperado más de 300 cuerpos provenientes de distintos sectores del Morro: Los Estanques, el mirador la Virgen, Casa Bolognesi, Hotel Savona, la ex cárcel pública y en varias viviendas aledañas. Todo lo anterior demuestra un uso persistente de este espacio desde hace miles de años a la actualidad. Este sitio en particular fue descubierto el año 2004 en una excavación de salvataje al interior de esta casa habitación ubicada en la calle Colón número 10, en el sector sur del casco antiguo de la ciudad.

Un llamado de Carabineros de Chile al Museo San Miguel de Azapa de la Universidad de Tarapacá, alertó del hallazgo de osamentas humanas al interior de esta casa provocadas por dos perforaciones de 4 metros de profundidad hechos para el estudio de suelo, con el fin de construir un nuevo edificio. A partir de ese momento se inició un plan de excavaciones, sin costo para el propietario, para liberar el sitio de restos arqueológicos y permitir con ello que pudiera continuar con la construcción de un hotel. En el curso de unos pocos días fue evidente que se trataba de un cementerio que se extendía por gran parte de la propiedad. Sin embargo, las condiciones de fragilidad y vulnerabilidad que presentaban los restos hacían inviable su levantamiento y traslado al Museo San Miguel de Azapa, por lo que se decidió mantener los cuerpos in situ y se comenzó a buscar la manera de que este espacio fuera habilitado como Museo de Sitio, una iniciativa única en la arqueología chilena.

Este proyecto fue concebido para proteger, conservar y poner en valor este importante patrimonio arqueológico de la Cultura Chinchorro, de más de 4.000 años de antigüedad.

  Colon 10 Colon 10 Colon 10

Al mismo tiempo, se incluyó también en el diseño museográfico la recuperación de las características de la casa-habitación, como testimonio de la arquitectura de inicios del siglo XX de la ciudad. El Museo de sitio Colón 10 tiene además un rol adicional, como centro comunitario y cultural. Al ingresar al Museo de sitio usted observará hacia la izquierda un muro de adobe, que forma parte de la primera construcción de inicios del siglo XX. Este muro estaba cubierto por una pared de madera que formaba parte de las sucesivas remodelaciones que ha tenido la casa habitación. Toda la estructura original, de madera de pino oregón, que incluía pisos, paredes y cielo, fue recuperado y con la adición de materiales modernos, cuando fue necesario, se reconstruyó completamente la casa. El sector de los baños tuvo que ser acondicionado de manera distinta.

El Museo Colón 10 está construido de tal manera que impacte lo menos posible en los cuerpos que se encuentran bajo tierra. El peso de la construcción de la estructura del Museo no descansa únicamente en los pilares en los que se sostiene sino que este peso se encuentra deliberadamente dividido a través de tensores que cruzan de un lado a otro. Adicionalmente, no se le ha querido construir nada permanente encima más de lo necesario debido a que todo el terreno, aunque no esté trabajado y a la vista, se encuentra con cuerpos. Es por esta razón que el camino que atraviesa el primer piso del Museo está hecho de maderas sueltas, para provocar el menor daño posible. Siguiendo esta misma lógica, se permite un máximo número de visitas por recorrido.

Museo de Sitio Colón 10

Haga click para ver mas